Boletín nº 1 – Descarga: Introducción al Pihkal (completa)

Es cierto, estimados lectores, amigos y compañeros en este difícil pero bonito camino hacia nuestro común destino final: conseguir que el legado de Shulgin esté disponible en español. Hemos enviado nuestra primera comunicación sobre el modo en que transcurre nuestra tarea, para que conozcáis los detalles y os enteréis de cómo va la cosa, como suele decirse. También en esta página, aunque no sea nuestra, podéis leer más detalles sobre nuestros comienzos. Por ser la primera vez, con las consiguientes y lógicas confusiones que suelen ocurrir cuando algo se hace sin haberlo hecho antes, hubo algunos lectores que tuvieron algún pequeño problema, pero lo resolvimos de la manera más radical, que ahora reforzamos: poner a disposición de todo el público el boletín informativo y una extensa parte del Pihkal: la introducción, completa.

cartas

Este envio de la introducción del Pihkal, aparte de las páginas que ya hay en nuestra web, con fragmentos de los libros de Shulgin, ya traducidos, es sólo el primero de varios regalos que culminarán durante nuestra futura campaña de crowdfunding ofreciendo, a todos los que se suscriban a ella para conseguir el Pihkal y el Tihkal en español, un estupendo libro digital completo, cuya temática es, por supuestos, un aspecto de las drogas.

Aprovechamos este espacio para agradecer la colaboración de otras páginas web, que están colocando enlaces hacia nosotros. Como tal vez algun no lo haya leído aún, le damos esta página, donde nos han tratado de forma sumamente amable. Dado que han incluido fragmentos de una entrevista que me hicieron, leyendo esa páginas os podéis informar aún más sobre el arranque de nuestro proyecto.

No obstante, debemos ser coherentes con nuestra planificación, que incluye que a este tipo de información que podemos llamar "de carácter interno" sólo tengan acceso los suscritos a nuestra web, por consentimiento expreso, y no los que sólo nos lean en Facebook. La suscripción se consigue escribiendo la dirección email en el recuadro que sale en la parte derecha de la web www.shulgin.es y después confirmando el email que el sistema envía automáticamente para asegurarse de que ha sido el propio usuario quien ha escrito su dirección, y no algún gracioso, para molestar. Os rogamos que comprobéis que hacéis todo correctamente, y que además tengáis en cuenta que las comunicaciones que se envían desde nuestro servidor pueden ser interpretadas por los servidores de correo como comunicaciones comerciales o como correo basura (spam), así que, antes de decirnos que no habéis recibido nada, por favor, comprobad todas estas carpetas de la página donde leéis vuestro correo o del programa que utilizáis.

Os preguntaréis la razón de tener una lista de correo, además de toda la gente que está suscrita en Facebook. El motivo que nos impulsa a hacer esto es que suponemos que los usuarios que estén en la lista tienen interés por conseguir el Pihkal y el Tihkal en español, y esa será la base de la que partiremos para calcular aproximadamente el número de los que se suscribirán al crowdfunding, y por ello también la utilizaremos para calcular el precio de las obras de Shulgin en español. De todas formas, para asegurarnos bien antes de lanzar la campaña, preguntaremos a todos sobre su participación o no.

Pero dejémonos de introducciones y pasemos al boletín informativo nº 1 y a la descarga de la Introducción del Pihkal. Si os fallan, volved a intentarlo pasados unos minutos, y si así tampoco funciona comunicádnoso para cambiarlas de sitio, ya que significará que el servidor de descargas no desea soportar más tráfico de estos archivos.

https://www.mediafire.com/?bfklsls7s4fr228 Introducción al PIHKAL (completa)

https://www.mediafire.com/?sqcanqygi1a9fbk Boletín nº 1 (en pdf)

 

BOLETÍN Nº 1

Queridos amigos:

Aprovechamos para comunicarnos con vosotros por primera vez por este medio, desde el inicio de nuestro trabajo, empezando por dejar claro que estos boletines informativos que os enviaremos no tendrán nada que ver con las noticias y actualizaciones que ofrecemos en nuestra página de Facebook, http://www.facebook.com/librosdeshulgin.

Justo ahora cumplimos un mes desde que empezamos a traducir las dos grandes obras del matrimonio Shulgin, PIHKAL y TIHKAL, y podemos deciros que nos sentimos muy orgullosos, tanto por todo el trabajo realizado por nosotros mismos hasta ahora, que ha sido mucho, como por la ayuda que hemos recibido de la mayoría de vosotros. En sólo un mes hemos conseguido adelantar en gran medida en la traducción al español de las dos obras, y a la vez hemos podido permanecer en contacto con vosotros mediante nuestras dos páginas: la de Facebook, http://www.facebook.com/librosdeshulgin, que hemos utilizado hasta ahora para comunicarnos con vosotros, excepto este boletín especial, que sólo reciben quienes se hayan suscrito a nuestra web, en el recuadro que aparece a la derecha; y la página que podemos llamar principal, http://www.shulgin.es, donde hemos ido publicando numerosos artículos, la mayoría relacionados con Shulgin y otros sobre drogas variadas, con el objetivo de ofrecer un poco de variedad.

Desde el principio hemos animado a todos nuestros lectores a suscribirse en el recuadro que aparece en la parte derecha de la web. Aseguramos que quienes lo hagan no van a recibir ningún tipo de spam ni ningún tipo de correo no deseado, sino que, al contrario, tendrán ventajas especiales, como por ejemplo ser los primeros en enterarse de nuestros “asuntos internos” y algún regalo. Pasemos a la información que tenemos que transmitiros. Para empezar, ante la misma pregunta que muchos nos habéis hecho, debemos ser sinceros y decir que aún no conocemos la fecha en que habremos terminado de traducir los dos libros de Shulgin y en que podrán publicarse por fin, que es lo que todos vosotros queréis.

Y ahora llegan las necesarias explicaciones, que de paso servirá a muchos para conocer cómo se “fabrica” un libro: la traducción va a buen ritmo, gracias a nuestro nutrido y erudito equipo, formado por tres personas que traducen la parte biográfico-narrativa (Antonio Cillero, Igor Domingo y J. C. Ruiz Franco), y dos personas la parte químico-técnica (Alfonso Barba y Ricky Lacomero); además, contamos María del Mar Adrián, nuestra encargada de comunicación. Ya os dijimos hace tiempo que podéis saber más sobre nosotros en http://shulgin.es/quienes-somos/; y sobre las personalidades que nos respaldan en http://shulgin.es/quienes-nos-avalan/. Estamos haciendo todo el esfuerzo posible, dedicando todas las horas que nos permiten nuestros respectivos trabajos y quitándonos tiempo de ocio y de estar con nuestras familias, para conseguir que los dos libros estén traducidos antes de fin de año, lo cual –aunque tal vez no lo parezca– constituirá todo un récord.

No obstante, una vez tengamos todo el texto “en bruto”, dado que nuestro objetivo es publicar libros y no una página de Internet –con todo el respeto para quienes las hacen, nosotros incluidos–, aquél tendrá que pasar por un exhaustivo e intensivo proceso de revisión y corrección, ya que, por un lado, al ir traduciendo a cierta velocidad es inevitable cometer ciertos errores, y aunque es casi imposible eliminar todas las erratas, hay que intentar que haya el menor número posible; y, por otro lado –la tarea más complicada–, aunque la traducción de la parte química esté a cargo de dos personas con amplia formación en esa ciencia, y una de ella, Alfonso Barba, sea simultáneamente experta en traducción, los dos correctores principales por formación –Igor Domingo y J. C. Ruiz Franco– deberán conseguir que la descripción científica no sea incompatible con un castellano correcto, ni con una expresión y redacción adecuadas.

Los correctores, en contacto continuo con los encargados de esa parte –y con Antonio Cillero a la expectativa para dar su opinión, ya que, a pesar de estar traduciendo capítulos de la parte biográfico-narrativa, es ingeniero químico–, tendrán que pulir por completo la obra para que esté escrita en un castellano correcto y tenga una calidad digna, a la altura de sus autores, con lo cual se convertirá en un homenaje póstumo a Sasha Shulgin. Por supuesto, Ann Shulgin la leerá, dado que enviaremos ejemplares a la familia y a los editores –y ella sabe algo de español–; y no dudamos de que se sentirá muy feliz de que los libros que escribió en colaboración con su marido se divulguen en lengua española, y que gracias a ellos puedan leerlos todos los psiconautas hispanohablantes, quienes desean tener información objetiva sobre drogas, los amantes de la buena farmacología y los antiprohibicionistas, entre otros. Estamos seguros de que supondrá un fuerte impulso para que llegue el momento en que la comunidad científica internacional reconozca a Sasha Shulgin como uno de los mejores químicos de la historia, con casi 200 compuestos creados por él en exclusiva.

Volviendo a nuestro tema, ¿cuál será la fecha aproximada en que los correctores terminarán su trabajo y podrán publicarse por fin los libros?, os preguntaréis. Bien, como ya hemos dicho, publicar un libro no es igual que colgar una página web en Internet. Una vez corregido el texto, se envía al maquetador, que es quien le da forma, quien encaja tantas palabras (no lo olvidemos, 1.000 páginas cada libro, en los originales en inglés) en el formato elegido, quien establece unos márgenes para que las palabras impresas no queden, ni demasiado cerca del borde externo, ni demasiado cerca del borde interno, con lo que se tendría que abrir demasiado para poder leerlo bien y el consiguiente destrozo al despegarse las hojas (seguro que os ha pasado más de una vez con alguna edición de mala calidad). El maquetador suele ser también quien diseña las portadas, lo cual también requiere su tiempo. Y después de la fase del maquetador, que en nuestro caso tendrá que asegurarse de hacer un buen trabajo –y tendremos que revisarlo, para estar seguros–, después de haber elegido el tipo de papel, de cubierta, de pegado de las páginas, etc., ya por fin se envían los textos a imprenta. Ésta se encarga de imprimir el texto en las hojas con el formato elegido, de comprimirlas, unirlas a las cubiertas y pegar todo el conjunto. Eh, voilà!, ya tenemos nuestros libros.

Vaya, ¿qué ha sucedido? Al extendernos sobre el tema se nos ha olvidado contestar a la pregunta que nos habíamos hecho, y que muchos de vosotros nos habéis planteado. La respuesta es que, si tenemos suerte en todas las fases que hemos descrito, los libros estarán listos aproximadamente a mediados o finales de febrero. Si ocurre algún contratiempo y nos vemos obligados a invertir más trabajo, la fecha aproximada sería aproximadamente a mediados de marzo.

Bien, después de toda esta información interna que no tenemos ningún inconveniente en compartir con vosotros, en justa correspondencia, ya que habéis puesto vuestra confianza en nosotros y os habéis declarado –por el hecho de inscribiros en nuestra web– seguidores de Shulgin e interesados en conseguir los libros en español, os ofrecemos una pequeña sorpresa que también será exclusiva para vosotros y que no tendrán quienes se hayan limitado a inscribirse a nuestra página de Facebook: os adjuntamos la introducción a PIHKAL, completamente traducida al español, el lugar donde Shulgin aprovechó para explicar su método de trabajo, sus intenciones, y para sincerarse consigo mismo y con su público lector. Seguiremos ofreciendo más fragmentos extensos o capítulos completos, hasta el regalo final para todos los que se suscriban a la campaña de crowdfunding para conseguir los libros.

¡Que la disfrutéis y que esas sabias palabras de un verdadero maestro os sirvan para reflexionar! Intentaremos volver a enviaros otra comunicación lo antes posible, en la medida en que nos lo permita nuestro trabajo.

Os agradecemos vuestra atención y confianza; y, por supuesto, que sigáis dando difusión a nuestro proyecto mediante los procedimientos que tengáis a mano: el muro de vuestro Facebook, los contactos de vuestro correo electrónico, foros, grupos de discusión, el eterno boca a boca. No dejaremos de insistir en que, cuanto mayor sea el número de interesados en los libros, más bajo será el precio final. Y, por supuesto, ese interés debe demostrarse suscribiéndose a esta lista, en el recuadro derecho que aparece en la página web, ya que esta será la base con la que calcularemos el precio de las obras de Shulgin en español.

¡Un fuerte abrazo!

J. C. Ruiz Franco, director del Proyecto Shulgin en español

 

IMPORTANTE: Si ya formas parte de nuestro grupo en Facebook, pero aún no te ha suscrito a nuestra web para recibir los boletines, las comunicaciones más importantes y los detalles relativos a la campaña de crowdfunding -después de la cual enviaremos la edición española de PIHKAL y TIHKAL a los que hagan al menos la aportación mínima-, tal vez no sepas que Facebook NO TE MUESTRA TODOS LOS MENSAJES y enlaces enviados por los administradores de los distintos grupos a los que estás apuntad@, entre ellos el nuestro. Puede que ahora te expliques cómo fue posible que no vieras alguna página que anunciamos, o incluso los enlaces de descarga de los boletines. Siendo como es una enorme red social que nos presta un servicio de gran ayuda -y que seguiremos utilizando para anunciar nuestras noticias-, Facebook tiene su política de empresa, lógicamente guiada por sus propios intereses.

Por esta razón, volvemos a insistir en lo mismo (algo que seguramente algunos estarán cansados de leer): es muy importante que TE SUSCRIBAS EN EL RECUADRO que aparece en la parte derecha de nuestra web, y de ese modo no te perderás lo más importante de todo lo que enviamos, los boletines, donde informamos sobre los progresos en la traducción de PIHKAL y TIHKAL, y donde ofrecemos el mejor material de los dos libros de Shulgin, que no se publicará en la web ni en Facebook (sí lo hemos hecho con los dos primeros boletines por motivos especiales).

Nosotros no sabíamos esto sobre Facebook y acabamos de enterarnos; es de suponer que quizá hayamos sido un poco ingenuos. Por eso avisamos sobre este asunto a partir de ahora, que se convierte en otra razón para suscribirte a nuestra web, además de todas las que ya hemos explicado anteriormente.

Share

0 comments

Deja un comentario